TEMAS CRISTIAN0S JUVENILES

Una gran variedad de consejos para vivir una juventud feliz guiados por Dios

MUSICA


RSS
email

DIOS AMA ESTE MUNDO


En la historia de la humanidad hemos visto sucesos fuera de nuestro alcance, situaciones que no podemos controlar y que se presentan de manera repentina como devastadores fenómenos naturales que destruyen lugares y provocan caos; terremotos que derriban grandes edificios y que sepultan a las personas en los escombros son percances que no podemos prevenir por que sucede cuando menos lo esperamos. Hombres desquiciados, que son apoderados por Satanás, toman aviones y los estrellan en edificios, toman trenes y los explotan, instalan coches con bombas que dejan afuera de algún edificio de gobierno, y los estallan matando y mutilando a gente inocente. Hacen un daño incuantificable, en nombre de una causa perversa y desviada. Escuchamos de Jóvenes que están mentalmente distorsionados por el enemigo y entran a las universidades a matar a maestros y alumnos. Situaciones pues, inesperadas, espontáneas y terriblemente devastadoras suceden frecuentemente en nuestros días.


En cada una de estas situaciones que son incontrolables para nosotros, para Dios no lo son. Veremos que en la historia muchos hombres de la biblia pasaron cosas semejantes pero Dios tenía un plan para cada uno y que por medio de la tragedia tocó los corazones duros y los hizo sensibles a la voz de Dios.



José era un joven que menciona la biblia en Génesis. Era un muchacho al cual Dios le hablaba por medio de sus sueños, y en uno de esos sueños, vió que algún día sus hermanos y sus padres se postrarían ante él. En esos momentos cuando contó lo que pasaba dentro de su mente mientras dormía a sus hermanos, ellos se burlaban de él y se enojaban; su papá le decía lo mismo: “¡cómo puedes creer que yo siendo tu padre haré eso junto con tus hermanos!” pero ellos no entendían que Dios tenía un plan para José, que en un futuro él sería el segundo que mandaría sobre Egipto y que Faraón tendría la confianza en dejarle los asuntos del reino a su criterio.



Un día sus hermanos por tenerle envidia y enojo porque su padre le había dado a José una túnica hermosa de colores, lo pusieron en una fosa donde pensaban matarlo pero a la postre decidieron venderlo... ¿a quién le gustaría ser vendido por sus hermanos? Sería un dolor muy fuerte para nosotros ver eso de parte de nuestra familia pero José sufrió eso porque Dios tenía un plan para él y es ahí donde empezaban las grandes cosas que Dios le tenía preparadas a José.

Génesis 37:5 “Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía.”


Entonces José fue vendido y llegó a través de diferentes circunstancias hasta Faraón, cumpliendo así el sueño que Jehová le había mandado.


Dios tenía un maravilloso plan, muchas veces nos ha pasado como José, pasamos una tragedia o una tristeza y pensamos que él se ha olvidado de nosotros pero lo que no sabemos es que en el cielo Dios está haciendo algo grande en nuestras vidas.

Génesis 37:28 Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto.


Daniel era otro joven que llegó al reinado de Nabucodonosor, puesto que pedían en ese tiempo a jóvenes que fueran inteligentes para que estuvieran ayudando en el lugar. Y Daniel junto con Ananías, Misael, Mesac y Azarías fueron escogidos para ir ante el rey.


Los amigos de Daniel se encontraban en un dilema cuando el rey les dijo que se postraran a adorar la estatua que habían construido, porque eran hombres temerosos de Dios. Si ellos no se postraban entonces serian lanzados al horno de fuego. Cuando sonó la bocina, todo el pueblo se postró menos los tres amigos de Daniel y el rey les dijo que se arrodillaran porque si no morirían y es ahí en donde Dios empezó a tener el control de esta situación que para muchos se nos haría algo difícil de entender.


Los amigos de Daniel, firmemente confiando en que Dios tendría el control y que él los cuidaría como sus hijos, antes de desobedecer a Dios dijeron lo siguiente:

Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Daniel 3:16-17.

Estos jóvenes confiaban que, a pesar de la tempestad o del lugar más temeroso en donde se encontraran, Dios siempre cuidaría de ellos, y los libraría de las cosas que pueden dañarlos. Así que estos jóvenes fueron echados al horno de fuego y cuando los guardias metieron a estos tres jóvenes en el horno ¡varios de ellos murieron por el gran fuego que salía de él! Y una vez estando dentro del fuego nuevamente Dios estuvo en medio y mandó un ángel a cuidar a ellos dentro del horno ardiente. La gente decía “metimos a tres pero vemos a cuatro hombres” entonces entendieron que era el poder de Dios que cuidaba de ellos, y al sacarlos del horno ellos salieron intactos ni siquiera sus rompas olían a quemado, así se manifestaba el poder de Dios y si lo ha hecho antes lo podrá hacer en tu vida ahora.


Cuando a Daniel lo mandaron a echar en el foso de los leones pasó varios días en la cueva y Dios mando a cerrar la boca de ese león para que no lo comieran. Muchos ejemplos como esos tenemos en la biblia y que Dios no se ha olvidado de las personas de éste mundo a pesar de que nosotros le hemos olvidado a él.

Cuando pasó ese suceso triste en las torres gemelas en los Estados Unidos Dios estaba en control de cada uno de esos vuelos dándoles a los pasajeros algo de paz y serenidad, muchos pudieron despedirse de sus seres queridos, y dar testimonio en un momento sumamente terrible; Dios sostenía esas dos torres que permitieron rescatar a mucha gente y después de una hora se vinieron abajo; Dios retrasó a mucha gente que iba ese día al Centro de Comercio Mundial, muchos se durmieron y no llegaron; en el avión que iba directo a la Casa Blanca, Dios armó de valor a esa gente que uniéndose mandó ese vuelo a otro lugar para estrellarse. A pesar de que el hombre busca el poder y hacer las cosas mas desagradables en nombre del mal, Dios aún ama al mundo.


Hace unos días en las minas de Chile, un grupo de 33 mineros quedaron atrapados a 700 metros de profundidad, tras un derrumbe. Los mineros pudieron salir vivos, los 33 mineros salieron victoriosos de eso después de dos meses atrapados en bajo la tierra. Dios estaba al pendiente de cada uno de ellos viendo que no les faltara nada, que estuvieran alegres, que si uno estaba triste llegara el otro y le diera ánimos, había todo tipo de personalidades la gente que oraba por ellos, el que hacia reír, el que contaba experiencias, todos estaban ahí pero Dios sostenía las piedras para que no se vinieran abajo, Dios le dio la sabiduría al gobierno para poder meter esa cápsula y sacar a todos vivos, Dios estaba en medio de ellos y cuando salieron recibieron propuestas de trabajo y muchos de ellos pudieron recibir recompensas por el tiempo que estuvieron y que no tenían ganancias para darles a su familia, Dios siempre está en medio de la tormenta aunque no lo veamos de manera inmediata.

Si tu estas pasando un problema grave, una situación que pienses que no puedes controlar, sea tristeza por un corazón roto, un trabajo que no te otorgaron o del cual te despidieron, un huracán que terminó con tu patrimonio o una enfermedad grave, ten en cuenta que Dios ha estado contigo en cada noticia sombría. Dios está ahí tomando tu mano y te dice “no temas que yo estoy contigo yo soy tu Dios que te doy fuerzas, mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, hijo te he amado con amor eterno no temas”, y él siempre está con nosotros todos los días hasta el fin del mundo por que el siempre, siempre, tiene el control de todo lo que nos pasa, aunque no entendamos nuestra situación, debemos confiar, porque no hay otro camino más que Su camino. Dios sigue y seguirá siendo bueno.

No temas, que yo soy contigo; no desmayes, que yo soy tu Dios que te esfuerzo: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10


ESCRITO POR : EMANUEL BECHER


Bookmark and Share

0 comentarios:

lunes, 18 de octubre de 2010

DIOS AMA ESTE MUNDO

lunes, 18 de octubre de 2010

En la historia de la humanidad hemos visto sucesos fuera de nuestro alcance, situaciones que no podemos controlar y que se presentan de manera repentina como devastadores fenómenos naturales que destruyen lugares y provocan caos; terremotos que derriban grandes edificios y que sepultan a las personas en los escombros son percances que no podemos prevenir por que sucede cuando menos lo esperamos. Hombres desquiciados, que son apoderados por Satanás, toman aviones y los estrellan en edificios, toman trenes y los explotan, instalan coches con bombas que dejan afuera de algún edificio de gobierno, y los estallan matando y mutilando a gente inocente. Hacen un daño incuantificable, en nombre de una causa perversa y desviada. Escuchamos de Jóvenes que están mentalmente distorsionados por el enemigo y entran a las universidades a matar a maestros y alumnos. Situaciones pues, inesperadas, espontáneas y terriblemente devastadoras suceden frecuentemente en nuestros días.


En cada una de estas situaciones que son incontrolables para nosotros, para Dios no lo son. Veremos que en la historia muchos hombres de la biblia pasaron cosas semejantes pero Dios tenía un plan para cada uno y que por medio de la tragedia tocó los corazones duros y los hizo sensibles a la voz de Dios.



José era un joven que menciona la biblia en Génesis. Era un muchacho al cual Dios le hablaba por medio de sus sueños, y en uno de esos sueños, vió que algún día sus hermanos y sus padres se postrarían ante él. En esos momentos cuando contó lo que pasaba dentro de su mente mientras dormía a sus hermanos, ellos se burlaban de él y se enojaban; su papá le decía lo mismo: “¡cómo puedes creer que yo siendo tu padre haré eso junto con tus hermanos!” pero ellos no entendían que Dios tenía un plan para José, que en un futuro él sería el segundo que mandaría sobre Egipto y que Faraón tendría la confianza en dejarle los asuntos del reino a su criterio.



Un día sus hermanos por tenerle envidia y enojo porque su padre le había dado a José una túnica hermosa de colores, lo pusieron en una fosa donde pensaban matarlo pero a la postre decidieron venderlo... ¿a quién le gustaría ser vendido por sus hermanos? Sería un dolor muy fuerte para nosotros ver eso de parte de nuestra familia pero José sufrió eso porque Dios tenía un plan para él y es ahí donde empezaban las grandes cosas que Dios le tenía preparadas a José.

Génesis 37:5 “Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía.”


Entonces José fue vendido y llegó a través de diferentes circunstancias hasta Faraón, cumpliendo así el sueño que Jehová le había mandado.


Dios tenía un maravilloso plan, muchas veces nos ha pasado como José, pasamos una tragedia o una tristeza y pensamos que él se ha olvidado de nosotros pero lo que no sabemos es que en el cielo Dios está haciendo algo grande en nuestras vidas.

Génesis 37:28 Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto.


Daniel era otro joven que llegó al reinado de Nabucodonosor, puesto que pedían en ese tiempo a jóvenes que fueran inteligentes para que estuvieran ayudando en el lugar. Y Daniel junto con Ananías, Misael, Mesac y Azarías fueron escogidos para ir ante el rey.


Los amigos de Daniel se encontraban en un dilema cuando el rey les dijo que se postraran a adorar la estatua que habían construido, porque eran hombres temerosos de Dios. Si ellos no se postraban entonces serian lanzados al horno de fuego. Cuando sonó la bocina, todo el pueblo se postró menos los tres amigos de Daniel y el rey les dijo que se arrodillaran porque si no morirían y es ahí en donde Dios empezó a tener el control de esta situación que para muchos se nos haría algo difícil de entender.


Los amigos de Daniel, firmemente confiando en que Dios tendría el control y que él los cuidaría como sus hijos, antes de desobedecer a Dios dijeron lo siguiente:

Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Daniel 3:16-17.

Estos jóvenes confiaban que, a pesar de la tempestad o del lugar más temeroso en donde se encontraran, Dios siempre cuidaría de ellos, y los libraría de las cosas que pueden dañarlos. Así que estos jóvenes fueron echados al horno de fuego y cuando los guardias metieron a estos tres jóvenes en el horno ¡varios de ellos murieron por el gran fuego que salía de él! Y una vez estando dentro del fuego nuevamente Dios estuvo en medio y mandó un ángel a cuidar a ellos dentro del horno ardiente. La gente decía “metimos a tres pero vemos a cuatro hombres” entonces entendieron que era el poder de Dios que cuidaba de ellos, y al sacarlos del horno ellos salieron intactos ni siquiera sus rompas olían a quemado, así se manifestaba el poder de Dios y si lo ha hecho antes lo podrá hacer en tu vida ahora.


Cuando a Daniel lo mandaron a echar en el foso de los leones pasó varios días en la cueva y Dios mando a cerrar la boca de ese león para que no lo comieran. Muchos ejemplos como esos tenemos en la biblia y que Dios no se ha olvidado de las personas de éste mundo a pesar de que nosotros le hemos olvidado a él.

Cuando pasó ese suceso triste en las torres gemelas en los Estados Unidos Dios estaba en control de cada uno de esos vuelos dándoles a los pasajeros algo de paz y serenidad, muchos pudieron despedirse de sus seres queridos, y dar testimonio en un momento sumamente terrible; Dios sostenía esas dos torres que permitieron rescatar a mucha gente y después de una hora se vinieron abajo; Dios retrasó a mucha gente que iba ese día al Centro de Comercio Mundial, muchos se durmieron y no llegaron; en el avión que iba directo a la Casa Blanca, Dios armó de valor a esa gente que uniéndose mandó ese vuelo a otro lugar para estrellarse. A pesar de que el hombre busca el poder y hacer las cosas mas desagradables en nombre del mal, Dios aún ama al mundo.


Hace unos días en las minas de Chile, un grupo de 33 mineros quedaron atrapados a 700 metros de profundidad, tras un derrumbe. Los mineros pudieron salir vivos, los 33 mineros salieron victoriosos de eso después de dos meses atrapados en bajo la tierra. Dios estaba al pendiente de cada uno de ellos viendo que no les faltara nada, que estuvieran alegres, que si uno estaba triste llegara el otro y le diera ánimos, había todo tipo de personalidades la gente que oraba por ellos, el que hacia reír, el que contaba experiencias, todos estaban ahí pero Dios sostenía las piedras para que no se vinieran abajo, Dios le dio la sabiduría al gobierno para poder meter esa cápsula y sacar a todos vivos, Dios estaba en medio de ellos y cuando salieron recibieron propuestas de trabajo y muchos de ellos pudieron recibir recompensas por el tiempo que estuvieron y que no tenían ganancias para darles a su familia, Dios siempre está en medio de la tormenta aunque no lo veamos de manera inmediata.

Si tu estas pasando un problema grave, una situación que pienses que no puedes controlar, sea tristeza por un corazón roto, un trabajo que no te otorgaron o del cual te despidieron, un huracán que terminó con tu patrimonio o una enfermedad grave, ten en cuenta que Dios ha estado contigo en cada noticia sombría. Dios está ahí tomando tu mano y te dice “no temas que yo estoy contigo yo soy tu Dios que te doy fuerzas, mira que te mando que te esfuerces y seas valiente, hijo te he amado con amor eterno no temas”, y él siempre está con nosotros todos los días hasta el fin del mundo por que el siempre, siempre, tiene el control de todo lo que nos pasa, aunque no entendamos nuestra situación, debemos confiar, porque no hay otro camino más que Su camino. Dios sigue y seguirá siendo bueno.

No temas, que yo soy contigo; no desmayes, que yo soy tu Dios que te esfuerzo: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10


ESCRITO POR : EMANUEL BECHER


0 comentarios:

 

FRASES PARA EL J0VEN DE H0Y

"Jovenes que impacten en su sociedad es mi mayor anhelo y que vivan agradando a Dios" lucas leys



“Ninguno tenga en poco tu juventud pero se ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor espíritu, fe y pureza” Timoteo

Alégrate, joven , en tu juventud , y tome gozo tu corazón en los días de tu adolescencia” Salomon

FoToS... De JoVeNeS BaUtIStAs DeL Sur... YehA

Y ASI N0S DIVERTIM0S

¡TU PUEDES SER UNA BENDICI0N!........

Puedes mandarnos algun articulo que hayas escrito y lo subiremos al blog 0 escribenos a este correo emanuelbecher@hotmail.com