TEMAS CRISTIAN0S JUVENILES

Una gran variedad de consejos para vivir una juventud feliz guiados por Dios

MUSICA


RSS
email

¡CUANTO MAS DIOS, CUANTO!


¡CUANTO MAS DIOS, CUANTO!

Cantaba un grupo de jóvenes en la iglesia cierto canto que iba así:
“Cuantas veces desesperado le he pedido yo al señor que ya no me mande ya más pruebas Y el señor me contesta de esta manera: bástate en mi gracia que en mi poder en mi tu debilidad se perfecciona.
A vecés me siento atormentado muy débil y cansado por las pruebas que me agobian, escucho aquí en mi pensamiento la voz de mi señor que me
consuela y me da aliento, y el señor me contesta de esta manera: Bástate en mi gracia que en mi poder en mi tu debilidad se perfecciona.”

Muchas veces hemos cantado este coro con el grupo de jóvenes, en los campamentos, en la reuniones, y nunca hemos podido comprender el amor de Dios cuando pasamos por alguna prueba y pensamos que nunca saldremos de ellas y muchos jóvenes se preguntan ¿puedo confiar en Dios en medio de mis pruebas?, yo podría decir que sin Dios nada podemos hacer y que sin él no podríamos salir de esa prueba de la cual estamos pasando.

Quien no ha sentido que nuestra oración en medio de la prueba o de alguna circunstancia amarga no pasa del techo, pensamos que Dios nunca escuchara nuestra suplica pero estamos equivocados porque en su palabra vemos algo diferente en: Job 22:27 oraras a él, y te Oria.
Los jóvenes dudan en el poder de Dios en que el pondrá en su lugar aquellas cosas que se salieron fuera del alcance de tus manos y que te sientes atrapado, pero el único que puede hacerte volver al camino ese es Dios.

Jeremias 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

El señor quiere enseñarte cosas grandes y ocultas que tu no conoces, el te dará el entendimiento del porqué de las cosas solo tienes que orar a Dios que el escuchara tu oración y nunca pienses que jamas pasara de la lámpara del techo de tu casa, porque la oración del justo puede mucho y la oración que sale de la boca de sus hijos toca el corazón de Dios.

Creo que la mayoría de los jóvenes no nos gusta las pruebas, los exámenes que nos hacen sorpresa para ver cómo andamos académicamente o para poder pasar de año de que en verdad aprendimos en el salón de clases, me acuerdo que había maestros que reprobaban a los alumnos y les hacían los exámenes de nuevo como segunda oportunidad hasta que pudieran estudiar bien y poder decir prueba superada a lo que tanto habian estudiado por años.

Así las pruebas que Dios nos manda es para aumentar nuestra fe para pasar de nivel espiritual para que ya no seamos unos niños si no adultos maduros en la palabra de Dios y que podamos confiar en que Dios tiene propósito para cada prueba que nos llega a nuestra vida, nuestras pruebas no son las misma que tu amigo o amiga, cada uno tiene que aprender ciertas cosas y poder pasar el gran examen del maestro para que nuestras vidas cristianas sean más fuertes en Dios.


Hay ocasiones en que ya no podemos más en que ya se nos quitó las ganas de seguir luchando de que no vemos claro sino todo nublado y sentimos que las fuerzas se nos han ido pero Dios nos da su promesa en Joel 3:10 Diga el débil: Fuerte soy
Si somos débiles tenemos que ser fuertes en el señor y confiar en el Dios de los ejércitos.
Si tu en tu oración o en tu soledad te preguntas ¿Cuánto más Dios, cuánto? El señor sabe lo que hay en tu corazón, conoce tus necesidades, sabe por lo que pasas pero el quiere que seas paciente y que aprendas a escucharlo por medio de tus pruebas y ver qué es lo que quiere enseñarte y él dice en salmos lo siguiente: SALMO 37:7 Calla delante del SEÑOR, y espera en él.

Dios ya conoce tu petición así que no preguntes más ¡Cuánto más, cuanto! Calla delante de Dios y espera a escuchar lo que quiere enseñarte.
Y si todo te ha salido mal hay un canto de confianza que dice “la gente me puede fallar el mundo se puede acabar pero yo vivo confiado en que Cristo es mi amigo mi gran amigo, por siempre mi amigo nunca me fallara”

Querido joven no pienses más en dejar de orar por que el no tarda en responderte y que tu oración para el señor cada mañana sea como la de David.
Escucha, oh Señor, mis palabras; considera mi gemir.2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti suplico.3 Oh Señor, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. Salmos 5:3.

Espera en el por qué la última palabra la tiene Dios.

Bookmark and Share

0 comentarios:

domingo, 30 de mayo de 2010

¡CUANTO MAS DIOS, CUANTO!

domingo, 30 de mayo de 2010

¡CUANTO MAS DIOS, CUANTO!

Cantaba un grupo de jóvenes en la iglesia cierto canto que iba así:
“Cuantas veces desesperado le he pedido yo al señor que ya no me mande ya más pruebas Y el señor me contesta de esta manera: bástate en mi gracia que en mi poder en mi tu debilidad se perfecciona.
A vecés me siento atormentado muy débil y cansado por las pruebas que me agobian, escucho aquí en mi pensamiento la voz de mi señor que me
consuela y me da aliento, y el señor me contesta de esta manera: Bástate en mi gracia que en mi poder en mi tu debilidad se perfecciona.”

Muchas veces hemos cantado este coro con el grupo de jóvenes, en los campamentos, en la reuniones, y nunca hemos podido comprender el amor de Dios cuando pasamos por alguna prueba y pensamos que nunca saldremos de ellas y muchos jóvenes se preguntan ¿puedo confiar en Dios en medio de mis pruebas?, yo podría decir que sin Dios nada podemos hacer y que sin él no podríamos salir de esa prueba de la cual estamos pasando.

Quien no ha sentido que nuestra oración en medio de la prueba o de alguna circunstancia amarga no pasa del techo, pensamos que Dios nunca escuchara nuestra suplica pero estamos equivocados porque en su palabra vemos algo diferente en: Job 22:27 oraras a él, y te Oria.
Los jóvenes dudan en el poder de Dios en que el pondrá en su lugar aquellas cosas que se salieron fuera del alcance de tus manos y que te sientes atrapado, pero el único que puede hacerte volver al camino ese es Dios.

Jeremias 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

El señor quiere enseñarte cosas grandes y ocultas que tu no conoces, el te dará el entendimiento del porqué de las cosas solo tienes que orar a Dios que el escuchara tu oración y nunca pienses que jamas pasara de la lámpara del techo de tu casa, porque la oración del justo puede mucho y la oración que sale de la boca de sus hijos toca el corazón de Dios.

Creo que la mayoría de los jóvenes no nos gusta las pruebas, los exámenes que nos hacen sorpresa para ver cómo andamos académicamente o para poder pasar de año de que en verdad aprendimos en el salón de clases, me acuerdo que había maestros que reprobaban a los alumnos y les hacían los exámenes de nuevo como segunda oportunidad hasta que pudieran estudiar bien y poder decir prueba superada a lo que tanto habian estudiado por años.

Así las pruebas que Dios nos manda es para aumentar nuestra fe para pasar de nivel espiritual para que ya no seamos unos niños si no adultos maduros en la palabra de Dios y que podamos confiar en que Dios tiene propósito para cada prueba que nos llega a nuestra vida, nuestras pruebas no son las misma que tu amigo o amiga, cada uno tiene que aprender ciertas cosas y poder pasar el gran examen del maestro para que nuestras vidas cristianas sean más fuertes en Dios.


Hay ocasiones en que ya no podemos más en que ya se nos quitó las ganas de seguir luchando de que no vemos claro sino todo nublado y sentimos que las fuerzas se nos han ido pero Dios nos da su promesa en Joel 3:10 Diga el débil: Fuerte soy
Si somos débiles tenemos que ser fuertes en el señor y confiar en el Dios de los ejércitos.
Si tu en tu oración o en tu soledad te preguntas ¿Cuánto más Dios, cuánto? El señor sabe lo que hay en tu corazón, conoce tus necesidades, sabe por lo que pasas pero el quiere que seas paciente y que aprendas a escucharlo por medio de tus pruebas y ver qué es lo que quiere enseñarte y él dice en salmos lo siguiente: SALMO 37:7 Calla delante del SEÑOR, y espera en él.

Dios ya conoce tu petición así que no preguntes más ¡Cuánto más, cuanto! Calla delante de Dios y espera a escuchar lo que quiere enseñarte.
Y si todo te ha salido mal hay un canto de confianza que dice “la gente me puede fallar el mundo se puede acabar pero yo vivo confiado en que Cristo es mi amigo mi gran amigo, por siempre mi amigo nunca me fallara”

Querido joven no pienses más en dejar de orar por que el no tarda en responderte y que tu oración para el señor cada mañana sea como la de David.
Escucha, oh Señor, mis palabras; considera mi gemir.2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío, porque a ti suplico.3 Oh Señor, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de ti, y esperaré. Salmos 5:3.

Espera en el por qué la última palabra la tiene Dios.

0 comentarios:

 

FRASES PARA EL J0VEN DE H0Y

"Jovenes que impacten en su sociedad es mi mayor anhelo y que vivan agradando a Dios" lucas leys



“Ninguno tenga en poco tu juventud pero se ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor espíritu, fe y pureza” Timoteo

Alégrate, joven , en tu juventud , y tome gozo tu corazón en los días de tu adolescencia” Salomon

FoToS... De JoVeNeS BaUtIStAs DeL Sur... YehA

Y ASI N0S DIVERTIM0S

¡TU PUEDES SER UNA BENDICI0N!........

Puedes mandarnos algun articulo que hayas escrito y lo subiremos al blog 0 escribenos a este correo emanuelbecher@hotmail.com