TEMAS CRISTIAN0S JUVENILES

Una gran variedad de consejos para vivir una juventud feliz guiados por Dios

MUSICA


RSS
email

LA PAREJA QUE DIOS TIENE PARA TI


La mujer es un maravilloso regalo de Dios hacia el hombre, regalo que vino a suplir una necesidad emocional que existía dentro de su corazón. Cuando la mujer fue creada, el hombre tenía todo lo que físicamente necesitaba. Su trabajo en la viña y su estancia en el edén ya existían. Pero le faltaba algo, algo que no podía explicar con palabras. Su necesidad nacía no de la parte física sino de su alma.


Dios le había dado todo lo físico, pero el hombre no es carne nada más y su alma, sus sentimientos, se desvivían buscando una forma de poder sentir algo que no sabía ni como era pero que si sabía que le faltaba. Esa necesidad nacía de su profundo ser. Su grito venía de dentro, quizás esta fue la razón que Dios tuvo que dormirlo y meter su mano dentro del hombre para así no solo sacar a la mujer de su costado sino tal ves para calmar aquello que desesperadamente Adán sentía.


La mujer no fue creada para solo llenar algo exterior, o algo pasajero. La mujer fue creada para completar lo que faltaba en el ser del hombre. Una vida con quien compartir sentimientos. Hoy día Satanás ha confundido todo, el muchacho soltero busca en como tener una conquista más, la muchacha busca como sentirse más bonita, pero en el fondo se quedan vacíos, porque ni uno ni otro está llenando o cumpliendo su propósito. Aún en el matrimonio, el momento de mayor intimidad entre esposo y una esposa, es una expresión externa de algo maravilloso que se está sintiendo internamente.



En ningún momento la intimidad se trata de algo físico, o de algo temporáneo. La necesidad de tener intimidad es una necesidad sentimental, es ese momento donde tu puedes expresar físicamente lo que en el alma estás sintiendo. Es un momento de desbordar tu amor, es un momento donde se trata no de cuánto tu recibas, sino de cuánto tu puedes dar, de poderle ofrecer a la persona un regalo que nace dentro de ti. Donde algo especial sucede, donde todas tus acciones son buscando la forma de como amarle, dónde una ternura única nace dentro de ti, una ternura que lleva solo un nombre, una sola persona... esa vida que está a tu lado. Triste es cuando algo sentimental se convierte en algo físico.



Porque lo más maravilloso está en los detalles, donde lo sentimental se expresa en lo físico y no lo contrario. Si tan solo hoy pudiéramos aprender esto, tantos matrimonios pudieran mejorar sus relaciones. Hay jóvenes que confunden este momento y solo buscando lo físico se dejan arrastrar por pasiones desordenadas. Creyendo que así van a poder llenar algo que su alma desea y busca. Al final, se vuelven a sentir vacíos y el pecado les maldice y arrastra.



Si tan solo hoy, un joven leyendo estas líneas, entendiera lo que realmente es el matrimonio, no viviría una vida siguiendo impulsos de la carne, sino aprendería a disfrutar y apreciar cada etapa de su relación. Hay un tiempo para conocerse, para conversar, para conocer mejor a quien puede llegar a ser tu pareja.




Hay un tiempo para ser novios, para soñar juntos esperando ese día cuando vean sus sueños cumplirse. Cada etapa de una relación tiene su propia belleza. Pero para ser bendecidos debemos saber apreciar las diferentes etapas así como un artista aprecia y espera cada temporada del año. Y aún cuando llega el otoño y ya las hojas de nuestra vida comienzan a caerse, aún cuando los árboles parecieran estar sin su belleza y esplendor, siempre al que se sabe esperar, en una tarde de otoño no falta una suave brisa que le acaricie.



Así, aún en la tercera edad, si se ha sabido amar, todavía un TE AMO dicho por los labios de tu compañero o compañera sigue llenando tu alma, aun cuando la belleza física ya no exista tus ojos pueden brillar al tener delante de ti a esa persona que un día en otro tiempo le tomaste de la mano y te atreviste a soñar con ella. La mujer vino a este mundo como resultado de una oración. Una oración de alguien que le amaba aún antes de que ella fuese creada. Una historia similar a la de Dios y el ser humano; pues aún antes de que Dios nos creara, en su corazón él ya nos había amado. El que ama no lastima, y si somos nosotros los lastimados, si en verdad un día supimos amar, orando lo dejemos en las manos del creador a la vida por la que un día gimiendo a sus pies le oramos.



Cerramos nuestros labios, y aun cuando se nos lastime, nosotros no lastimamos. El ser humano trata de llenar algo sentimental con algo carnal. Se cree que teniendo muchas parejas, que están hoy con uno y mañana con otro, así se puede llenar esa necesidad, pero no importando lo que nuestra cultura nos diga, eso no es verdad. Tu necesitas ser amado, y el amor no es algo físico, por eso te mientes a ti mismo, quieres muchas veces tener los mundos a la misma vez. Pero al final, en ti existe la misma necesidad de Adán.



El tener a una persona, no a varias, a una sola, que te pueda amar, y sobre todo, tener a alguien a quien tu puedas amar. Adán trató de encontrar a alguien y no pudo, el necesitaba a una mujer, una mujer a quien amar con todo su corazón, el lo necesitaba. Adán resolvió su necesidad orando. Sé que las circunstancias fueron diferentes. Pero yo sigo creyendo en el poder de la oración. Nunca debemos conformarnos con hacer las cosas a medias.



Yo creo en un Dios que responde a tu oración sincera, con fuerza, aquella que se pide sintiéndola, llega a los oídos de nuestro Dios. Por cada joven orando por una sierva de Dios a quien amar, hay un joven orando por lo mismo. Por cada joven guardándose para su amada, siendo diferente a los demás, hay una joven guardándose de este mundo aunque la critican y la juzgan pero esa chica es la que Dios tiene para ti solo espera en ella.
por: Maricarmen Cruz

Bookmark and Share

0 comentarios:

martes, 20 de abril de 2010

LA PAREJA QUE DIOS TIENE PARA TI

martes, 20 de abril de 2010

La mujer es un maravilloso regalo de Dios hacia el hombre, regalo que vino a suplir una necesidad emocional que existía dentro de su corazón. Cuando la mujer fue creada, el hombre tenía todo lo que físicamente necesitaba. Su trabajo en la viña y su estancia en el edén ya existían. Pero le faltaba algo, algo que no podía explicar con palabras. Su necesidad nacía no de la parte física sino de su alma.


Dios le había dado todo lo físico, pero el hombre no es carne nada más y su alma, sus sentimientos, se desvivían buscando una forma de poder sentir algo que no sabía ni como era pero que si sabía que le faltaba. Esa necesidad nacía de su profundo ser. Su grito venía de dentro, quizás esta fue la razón que Dios tuvo que dormirlo y meter su mano dentro del hombre para así no solo sacar a la mujer de su costado sino tal ves para calmar aquello que desesperadamente Adán sentía.


La mujer no fue creada para solo llenar algo exterior, o algo pasajero. La mujer fue creada para completar lo que faltaba en el ser del hombre. Una vida con quien compartir sentimientos. Hoy día Satanás ha confundido todo, el muchacho soltero busca en como tener una conquista más, la muchacha busca como sentirse más bonita, pero en el fondo se quedan vacíos, porque ni uno ni otro está llenando o cumpliendo su propósito. Aún en el matrimonio, el momento de mayor intimidad entre esposo y una esposa, es una expresión externa de algo maravilloso que se está sintiendo internamente.



En ningún momento la intimidad se trata de algo físico, o de algo temporáneo. La necesidad de tener intimidad es una necesidad sentimental, es ese momento donde tu puedes expresar físicamente lo que en el alma estás sintiendo. Es un momento de desbordar tu amor, es un momento donde se trata no de cuánto tu recibas, sino de cuánto tu puedes dar, de poderle ofrecer a la persona un regalo que nace dentro de ti. Donde algo especial sucede, donde todas tus acciones son buscando la forma de como amarle, dónde una ternura única nace dentro de ti, una ternura que lleva solo un nombre, una sola persona... esa vida que está a tu lado. Triste es cuando algo sentimental se convierte en algo físico.



Porque lo más maravilloso está en los detalles, donde lo sentimental se expresa en lo físico y no lo contrario. Si tan solo hoy pudiéramos aprender esto, tantos matrimonios pudieran mejorar sus relaciones. Hay jóvenes que confunden este momento y solo buscando lo físico se dejan arrastrar por pasiones desordenadas. Creyendo que así van a poder llenar algo que su alma desea y busca. Al final, se vuelven a sentir vacíos y el pecado les maldice y arrastra.



Si tan solo hoy, un joven leyendo estas líneas, entendiera lo que realmente es el matrimonio, no viviría una vida siguiendo impulsos de la carne, sino aprendería a disfrutar y apreciar cada etapa de su relación. Hay un tiempo para conocerse, para conversar, para conocer mejor a quien puede llegar a ser tu pareja.




Hay un tiempo para ser novios, para soñar juntos esperando ese día cuando vean sus sueños cumplirse. Cada etapa de una relación tiene su propia belleza. Pero para ser bendecidos debemos saber apreciar las diferentes etapas así como un artista aprecia y espera cada temporada del año. Y aún cuando llega el otoño y ya las hojas de nuestra vida comienzan a caerse, aún cuando los árboles parecieran estar sin su belleza y esplendor, siempre al que se sabe esperar, en una tarde de otoño no falta una suave brisa que le acaricie.



Así, aún en la tercera edad, si se ha sabido amar, todavía un TE AMO dicho por los labios de tu compañero o compañera sigue llenando tu alma, aun cuando la belleza física ya no exista tus ojos pueden brillar al tener delante de ti a esa persona que un día en otro tiempo le tomaste de la mano y te atreviste a soñar con ella. La mujer vino a este mundo como resultado de una oración. Una oración de alguien que le amaba aún antes de que ella fuese creada. Una historia similar a la de Dios y el ser humano; pues aún antes de que Dios nos creara, en su corazón él ya nos había amado. El que ama no lastima, y si somos nosotros los lastimados, si en verdad un día supimos amar, orando lo dejemos en las manos del creador a la vida por la que un día gimiendo a sus pies le oramos.



Cerramos nuestros labios, y aun cuando se nos lastime, nosotros no lastimamos. El ser humano trata de llenar algo sentimental con algo carnal. Se cree que teniendo muchas parejas, que están hoy con uno y mañana con otro, así se puede llenar esa necesidad, pero no importando lo que nuestra cultura nos diga, eso no es verdad. Tu necesitas ser amado, y el amor no es algo físico, por eso te mientes a ti mismo, quieres muchas veces tener los mundos a la misma vez. Pero al final, en ti existe la misma necesidad de Adán.



El tener a una persona, no a varias, a una sola, que te pueda amar, y sobre todo, tener a alguien a quien tu puedas amar. Adán trató de encontrar a alguien y no pudo, el necesitaba a una mujer, una mujer a quien amar con todo su corazón, el lo necesitaba. Adán resolvió su necesidad orando. Sé que las circunstancias fueron diferentes. Pero yo sigo creyendo en el poder de la oración. Nunca debemos conformarnos con hacer las cosas a medias.



Yo creo en un Dios que responde a tu oración sincera, con fuerza, aquella que se pide sintiéndola, llega a los oídos de nuestro Dios. Por cada joven orando por una sierva de Dios a quien amar, hay un joven orando por lo mismo. Por cada joven guardándose para su amada, siendo diferente a los demás, hay una joven guardándose de este mundo aunque la critican y la juzgan pero esa chica es la que Dios tiene para ti solo espera en ella.
por: Maricarmen Cruz

0 comentarios:

 

FRASES PARA EL J0VEN DE H0Y

"Jovenes que impacten en su sociedad es mi mayor anhelo y que vivan agradando a Dios" lucas leys



“Ninguno tenga en poco tu juventud pero se ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor espíritu, fe y pureza” Timoteo

Alégrate, joven , en tu juventud , y tome gozo tu corazón en los días de tu adolescencia” Salomon

FoToS... De JoVeNeS BaUtIStAs DeL Sur... YehA

Y ASI N0S DIVERTIM0S

¡TU PUEDES SER UNA BENDICI0N!........

Puedes mandarnos algun articulo que hayas escrito y lo subiremos al blog 0 escribenos a este correo emanuelbecher@hotmail.com